O homem e a mancha

O homem e a mancha

sexta-feira, 24 de julho de 2009

Crítica uruguaia de Platão dois em um


O crítico uruguaio Jorge Arias, do jornal La Republica de Montevidéu, no Uruguai, assistiu ao nosso espetáculo em sua estreia, em maio. Abaixo a crítica publicada por ele na edição de 22 de julho, e disponível no site http://www.larepublica.com.uy/


LA REPUBLICA EN PORTO ALEGRE: HECHIZO Y MISTERIO DE ATENAS
Jorge Arias
En escena. Luiz Paulo Vasconcellos como Sócrates y José Baldiserra como Aristófanes.
El último de sus periplos, la más lejana de sus órbitas alrededor de la tragedia griega, lo llevó a visitar a Platón, un enemigo de la tragedia. Es de notarse que "El banquete" se desarrolla en la casa de Agatón, a quien se homenajea por su triunfo en un certamen de tragedias; sus ideas sobre el amor son escrutadas y refutadas, muy urbanamente como corresponde a un huésped, por Sócrates.
Los diversos desarrollos de "El banquete" son suscitados por unas agudas palabras de un familiar de los diálogos de Platón, Fedro: dice que se ha investigado muy poco sobre Eros, una de las pocas divinidades que no reconoce antepasados y que suscita acciones gloriosas. Esta chispa enciende la mente de los contertulios, que padecen la resaca del beberaje de la noche anterior. Toman la palabra por turno; sus palabras ramifican el tema, lo enriquecen, dicen ideas nuevas; la verdad parece encontrarse en la totalidad de los puntos de vista, difícil síntesis que nos permitirá vislumbrar, pero sin comprenderlo del todo nunca, al amor, primitivo y misterioso.
Pero el proyecto original de Luciano de poner en escena "El banquete" venía con aliento y dinamismo. Evolucionó y se transformó, abarcando aún más temas, más tesis, más iluminaciones; y a este diálogo agregó su adaptación de "Gorgias", a su vez potenciado por fragmentos del "Hippias". En un paso más adelante, la versión de "El banquete", obra del escritor riograndense Donaldo Schuler, añade una helenista (Vika Schabbach) que explica o reescribe, a la luz de las ideas de Lacan, el texto de Platón y que a su vez es interrogada por un repórter; la helenista es erudita y un tanto ridícula; toda esta nebulosa cósmica en explosión contiene además música, a cargo de los "Sonoros Meliantes" (Moisés Lopes, Margarida Leoni Peixoto, Trasgo Rinaldi, Rafael Ferrari y Bruno Alcalde) y danza, a cargo de los "Plato's boys" ( Daniel Bacchieri, Eduardo Steinmetz, Fabricio Gorziza, Fernando Zugno, Rafael Mentges y Vinicius Meneguzzi).
La puesta en escena de "Gorgias" es sobria, sin mayor escenografía, con predominio del diálogo y la razón; Sócrates joven (Marcelo Adams) es nuestro conocido, el irónico razonador que pone a sus amigos en aprietos hasta que confiesan el error; la escenificación de "El banquete", donde Sócrates es interpretado por Luiz Paulo Vasconcellos, contiene una expresiva escenografía, como siempre en las producciones de Luciano a cargo de Sylvia Moreira, un variado vestuario (Ro Cortiñas), música y canciones; su atmósfera es un tanto báquica, signada por el alcohol. La conjunción de ambos diálogos, con sus dos distintos estilos, sugiere poderosamente las dos partes en que, según Aristófanes, fue dividido el andrógino por decisión de Zeus, dos partes que buscan con vehemencia su reencuentro y su fusión.
Lo que antecede es sólo una reseña, muy incompleta, de la riqueza de este "Platao dois por um", que relanza sobre un escenario las luminosas ideas del filósofo, refractadas por la pluma de Schuler (y Lacan) hacia la mente de los espectadores. Allí anida en nuestro recuerdo, y promete renacer en nosotros con giros propios. Es un espectáculo extenso, con un breve intervalo entre las dos partes; como todas las producciones de Luciano, esta obra es tan clara y comprensible como lujosa y atrayente en su presentación, variada en sus tiempos pero de ritmo sostenido y reconocible. "Platao dois por um", pide un público adulto, que preste indeclinable atención; con seguridad una segunda y aún una tercera visita a estos jardines del filósofo permitirían descubrir más y mejor otras alusiones y otros significados.
Todos los actores merecen los mejores elogios, pero vimos destacarse las labores del joven Marcelo Adams, como el Sócrates de "Gorgias" que responde magistralmente a la idea del lector común sobre el empedernido razonador, pero que también interpreta al apasionado y ebrio Alcibíades en "El banquete" donde Sócrates es actuado por Luiz Paulo Vasconcellos, un Sócrates tal vez más sabio, más un hombre sensato que filósofo razonador. También debemos mencionar a Lutti Pereira como Eutidemo y Agatón y, al fin pero no la menor, Sandra Dani (en foto superior), que además mostró su competencia en el canto, como Diotima.
PLATAO DOIS EM UM ("GORGIAS, O DISCURSO SOBRE LA RETORICA Y "O BANQUETE"), adaptación de Donaldo Schuler. Con Marcelo Adams, Marcos Contreras, Lutti Pereira, Alexandre Magalhães e Silva, Fernando Zugno, Rafael Mentges, Fabrizio Gorziza, Vinicius Meneguzzi, Daniel Bacchieri, Eduardo Steinmetz, Lê Souza, Rodrigo Fiatt, Luiz Paulo Vasconcellos, Vika Schabbach, José Baldiserra, Carlos Cunha filho, Mauro Soares y Sandra Dani. "Plato's boys": Daniel Bacchieri, Eduardo Steinmetz, Fabrizio Gorziza, Fernando Zugno, Rafael Mentges y Vinicius Meneguzzi. "Sonoros Meliantes": Moysés Lopes, Margarida Leoni Peixoto, Rafael Ferrari y Bruno Alcalde. Escenografía de Sylvia Moreira, vestuario de Ro Cortinhas, iluminación de Claudia De Bem y Maurício Moura, dirección musical de Moysés Lopes, banda sonora y dirección de Luciano Alabarse. Teatro São Pedro, Porto Alegre.

Nenhum comentário:

Postar um comentário